FRIKITRÓNIKA



FRIKITRÓNICA 22.02.2020 EN EL ESPACIO NARANJO

Bienvenidos a Frikitrónica, una kermes en cuatro actos con pistolas láser, confeti,
colorines y gnomos que cantan. En un día tan digital como el sábado 22.02.2020 a las siete
de la tarde en la nave del Espacio Naranjo. Un minifestival con cuatro artistas potentes del
subsuelo electrónico, abrimos aquí un poco el telón para introducirlos, tadaaaa:

MANU LOUIS (BE)
El músico belga es un auténtico todo terreno de la composición: sus influencias son como
una tómbola de música contemporánea del siglo 20, chanson francés disidente, jazz
heróico, art-pop colorido, electrónica DIY y cabaret del fin de siecle. El resultado es
altamente juguetón y divertido, infectando la alta cultura con una buena ración de sentido
del humor. Una vuelta de tuerca a favor de lo carnavalesco-zappesco.
Sus directos son apasionantes y divertidísimos: rodeado de un pueblo de cacharros
electrónicos, guitarra y visuales va cambiando las marchas entre electrónica experimental
y disco-pop multicolor, siempre bailongo y sorprendente.
Aparte de su proyecto trópico-digital también hace composiciones para orquestas de
cuerdas y charanga. (https://www.youtube.com/watch?v=xDGZryDa8Ls)
Acaba de sacar un 7″ con el artista valenciano Escif y nos va a traer también el último LP,
“Cream Parade” con todo su buen rollo saltarín.

JANKENPOPP (FR)
Pasar una tarde viendo videos de Jankenpopp te puede causar epilepsia. Pero es hipnótico
y, joder, es graciosísimo. El electro-weirdo francés te da tortazos de 8bits dadaísta,
chiptune descarrilado, disparado breakcore y, cuando te has quedado sin aliento, te planta
un disco casi peinado y folclórico, como es su último lanzamiento l’auteur
(https://jankenpopp.bandcamp.com/album/lauteur-en-pls). Sin prescindir de un montón de
beeps y bumms y cruj, claro. Los directos son happenings extremos de 8bits y Jankenpopp
armado con nada más que un micrófono, una gameboy, un cañon láser y una salchicha
interactiva. Brutal.

HASSAN K (FR)

Electro-Noise progresivo con toque oriental. Rhythm’n’Noise enloquecido que te da ganas
de hacer un baile de vientre. Algo rollo surf. De repente, heavy metal. Breakcore pasado
por un orquesta persa tradicional. Mezclas imposibles e iridiscentes. No, no es Mike Patton
– es Hassan K. El artista DIY francés junta los conceptos de oriente y occidente en un
juego sonoro, combina folclore con nuevas tecnologías como si nada, consigue convertir la

música más dura en algo parecido a un trance sufista. Y realmente parece un derviche en
sus directos salvajes, donde con una guitarra eléctrica, un keyboard y unos sensores te
monta bim bam bum todo un orquesta loco. Meditación noise? Entrenamiento
cardiovascular.

time_continue=154&v=joDutlkjNuw&feature=emb_logo

AUTOGNOMO (ES)
Cuenta la leyenda que le arrancaron el corazón y ya no puede sentir nada, es por ello que
ha construido a sus propios seres queridos para no tener que aguantaros. Controla una
calculadora para la realización del estudio de estadísticos descriptivos e inferenciales,
varios muñecos intervenidos y un teclado de ordenador adquirido en “Cash con
Berto”…Algunas personas lo llaman “Autognomo”.
Autognomo (por favor, no confundir con Elautognomo, que es una cosa muy moñas) es el
nuevo proyecto de Grosman, que lo habéis visto dar guerra en bandas como Grabba
Grabba Tape y Grosgoroth. Consiste en música/ ruido/ pop hecho con muñecos y
calculadora. Habla a través de algunos muñecos y estos, a su vez, gesticulan lo que dice.
Letras sobre la liberación del pueblo gnomo y toda la problemática intrínseca que conlleva.